Menú Principal
30 de diciembre de 2015

Profesional TIC Minsal participa en comisión OCDE para entregar recomendaciones sobre uso de datos personales en Salud

El manejo de los datos de los pacientes, recolectados a través de sistemas de información en salud, es un tema que cada vez cobra mayor relevancia a nivel mundial.

Para que esos datos no pongan en riesgo la seguridad del paciente es importante asegurar la confidencialidad. Sin embargo, también es necesario resguardar la posibilidad de usar adecuadamente la información para el beneficio de la población.

Conseguir este equilibrio no es fácil, y es por esto que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), está preocupada por apoyar a los países miembros en la resolución de este problema emergente.

Con ese fin, el organismo internacional invitó a un grupo de expertos de ámbitos tan diferentes como el derecho, regulación de privacidad, políticas de salud, investigación, tecnologías de información y estadística, para asesorar a su comisión de salud. Ellos tendrán la misión de entregar un documento con recomendaciones técnicas respecto de la gobernanza de datos personales.

En ese grupo de expertos participa la Dra. Alejandra Lozano, asesora en Informática Médica del Departamento de Gestión Sectorial de TIC del MINSAL, única representante chilena, quien a principios de diciembre acudió a una reunión realizada en la sede de la OCDE en París. Allí se avanzó en la elaboración del documento de recomendaciones que luego será revisado por la comisión de salud de la entidad.

Se espera que el documento final esté listo en junio de 2016.

La Dra. Lozano explica que la gobernanza es el conjunto de reglas y procedimientos estandarizados que deben seguirse para que un ámbito funcione de manera eficaz y eficiente. En el caso del uso de datos en salud, que sea eficaz significa que cautele  tanto la privacidad del paciente como el bien común de la población.

“Esto es importante porque no puede restringirse el uso de datos al punto de dejar de crear conocimiento, pero tampoco puede violentarse a los pacientes en derechos de privacidad. Así como el paciente tiene derecho a la privacidad también tiene derecho a que la ciencia avance, lo que requiere usar datos, y conseguir este balance no es nada fácil”, señala.

En ese sentido, agrega, “una recomendación internacional, generada por expertos puede ayudarnos a generar las herramientas que este momento no están o que son insuficientes para el equilibrio entre privacidad y generación de conocimiento”.

¿Cuál es la situación actual en Chile en esta materia? La Dra. Lozano comenta que “nosotros tenemos una Ley de Derechos y Deberes del Paciente que se inclina por proteger la privacidad del paciente, poniendo barreras al uso secundario de la información, por ejemplo, para investigación”.

Por otra parte, los avances que pueden darse a partir de las recomendaciones de expertos internacionales tendrán un impacto relevante en el país, más aun considerando el proyecto de Salud Conectada que desarrolla actualmente el MINSAL, que propicia el intercambio de datos para asegurar la continuidad del cuidado del paciente y, a la vez, mejorar la gestión tanto a nivel local en establecimientos y redes asistenciales como a nivel ministerial.

Asegurar la continuidad del cuidado es un objetivo fundamental para disminuir la brecha de equidad, dado que el costo de una salud fragmentada recae, principalmente en los usuarios más vulnerables. Y esto requiere del registro, almacenamiento y captura de datos personales.

Asimismo, la recolección de data relevante para establecer proyectos nacionales y políticas públicas también es un punto clave.