Menú Principal
3 de febrero de 2017

Terminología Farmacéutica Chilena prepara su marcha blanca para contribuir a la interoperabilidad semántica

La interoperabilidad semántica, es decir, aquella que garantiza un mismo significado para los datos que se comparten entre sistemas de información, es un elemento clave para la integración de soluciones digitales en salud.

Es por ello que el Ministerio de Salud ha estado trabajando activamente en este ámbito, a fin de estandarizar adecuadamente la información clínica y así permitir el intercambio de documentos clínicos sin pérdida de significado.

Uno de los proyectos asociados a este trabajo es el desarrollo de un lenguaje para los productos farmacéuticos, la Terminología Farmacéutica Chilena (TFC), que ha sido realizado en colaboración con la Universidad de Chile, a través de su Centro de Informática Médica y Telemedicina (CIMT), y con financiamiento de la Corfo.

El Minsal y el CIMT han cargado los términos creados a partir de las reglas editoriales de la TFC, y quedará disponible a través del Servidor Terminológico del Minsal, herramienta que comenzará a operar en marzo, inicialmente con una marcha blanca para un número limitado de usuarios, pero pronto se invitará a sumarse al resto de los servicios de salud.

De esta forma, existirá un lenguaje nacional para todos los que operan sistemas relacionados con fármacos, sea en el ámbito clínico o logístico. Esto también permitirá que actores innovadores ingresen al mercado y también que instituciones que ya existen puedan hacer mejor asignación de recursos.

Cabe señalar que esta terminología farmacéutica podrá ser utilizada en cualquier sistema de información en salud de Chile, disminuyendo barreras a la implementación de soluciones informáticas, asegurando una adecuada calidad y consistencia de la información de fármacos incluso más allá de la solución local, junto con la posibilidad, además, de gestionar su evolución en el tiempo.

Difusión

Para que todos los actores relevantes conozcan qué es la TFC, cómo podrá usarse, qué implica para los prestadores de salud y qué valor aportará al trabajo cotidiano es que se ha planificado un calendario para presentar la información en las quince regiones del país.

Cada reunión incluye dos presentaciones que tienen objetivos diferentes. La primera es de orden general, está orientada a profesionales que toman decisiones en la compra o implementación de sistemas de información y en procesos que involucren fármacos. La segunda está dirigida a los equipos de TI, encargados desarrollar aplicaciones o preparar las formas de consumo desde el servidor terminológico.

Serán invitados los Servicios de Salud, hospitales, direcciones municipales de salud, compañías farmacéuticas, farmacias, organizaciones autónomas del sector Salud, colegios profesionales, Facultades de Medicina y de Química y Farmacia, las empresas de TI que desarrollan o comercializan sistemas de información que cubren algún proceso relacionado con fármacos.

Un calendario de las presentaciones será comunicado oportunamente en este sitio web.