Menú Principal

Telemedicina

Llegar con salud pública a todas las personas de Chile que la demandan es un gran reto del Plan Nacional de Salud, especialmente en las poblaciones apartadas. Las personas que viven en esos lugares deben hacer largos desplazamientos para poder ser tratados. Si bien la telemedicina no es aplicable a todos los casos, el rápido desarrollo de la misma, junto con la reducción de costos de acceso a redes y equipos ha permitido contar con varias atenciones de salud que hoy se pueden llevar a cabo de forma remota.

Ellas están contempladas en la Estrategia Digital de Salud, que permitirá un gran ahorro de costos a los pacientes, una mejor utilización de la infraestructura técnica y humana del sector público de salud, y un mejor acceso a servicios otorgados por prestadores del sector privado que trabajan con FONASA.

Telemedicina se define como “el suministro de servicios de atención sanitaria en los que la distancia constituye un factor crítico, realizado por profesionales que apelan a tecnologías de la información y de la comunicación con objeto de intercambiar datos para hacer diagnósticos, preconizar tratamientos y prevenir enfermedades y heridas, así como para la formación permanente de los profesionales de atención de salud y en actividades de investigación y  evaluación, con el fin de mejorar la salud de las personas y de las comunidades en que viven” Según la OMS (1998).

La Telemedicina de forma sincrónica consiste en que un grupo de médicos de establecimientos que requieren orientación clínica  captan la o las imágenes de un paciente mediante un equipo de Telecomunicaciones, que se encuentra conectado a distancia con un médico o grupo de ellos de Atención de Especialidad, los que reciben la imagen de dicho paciente, la que sumada a la historia clínica, le permitirá  entregar una orientación diagnóstica y sugerir un tratamiento. Esta forma, implica resolutividad inmediata.

La Telemedicina de forma asincrónica consiste en que un grupo de médicos de establecimientos que requieren orientación clínica capten la o las imágenes de un paciente, se almacene o trate y  posteriormente se enviará al médico especialista para la realización de orientación diagnóstica e indicación de tratamiento. Esta forma implica una resolutividad diferida.

Es muy importante considerar que esta herramienta, constituye un apoyo y orientación del especialista al médico, en ningún caso sustituye el criterio del Médico tratante, quien podrá aplicar las sugerencias del especialista o bien derivarlo para su evaluación en persona.

El desarrollo de la Telemedicina en el sistema de salud público del país es una herramienta tecnológica de asistencia médica remota.

Permite fortalecer las redes asistenciales con especial énfasis en:
– Poblaciones beneficiarias con barreras de acceso
– Regiones con desarrollo  insuficiente  de  especialidades

Desarrollo Cronológico

2005 Tele – Electrocardiografía (SAPUS 29 SS)
2009 Tele – Dermatología ( 3 SS)
2010 Tele – Dermatología ( 16 SS)
2011 Formulación Presupuestaria Tele Radiología y Dispositivos Móviles de TeleconsultaTeledermatología: (20 SS)
2012 Implementación- Telerediología: UPC-UEH, Osteopulmonares

-DMTeleconsulta

-Teledermatología (23 SS)